Sweet Home » Motores » Eléctricos » ¿Sabías que el primer BMW eléctrico cumplió 50 años de antigüedad?

¿Sabías que el primer BMW eléctrico cumplió 50 años de antigüedad?

El BMW 1602 fue el comienzo para la que hoy conocemos como la gama “i” de BMW.

by Alejandro Campolieto

BMW Eléctrico 

Si bien el auge de los vehículos eléctricos es ahora, los primeros proyectos de las grandes marcas que crean tendencias en la industria datan de larga vida. Como todo, los primeros pasos fueron rústicos, pero sin dudas son los que abrieron el panorama para la movilidad de hoy y del futuro.

BMW es una de las pioneras en este terreno, por eso hoy queremos compartir brevemente parte de la historia de su primer auto eléctrico. El mismo que está cumpliendo nada menos que 50 años de vida.

 

BMW 1602, EL PRIMER BMW ELÉCTRICO CUMPLE 50 AÑOS

Ha pasado medio siglo desde que el primer BMW propulsado por electricidad se exhibiera al público. Para hacerlo , el modelo fue presentado como gran novedad en los Juegos Olímpicos de 1972. 

 

Primer BMW Eléctrico, BMW 1602

 

El BMW 1602 se presentó en un brillante naranja. El auto fue denominado Elektro-antrieb, que significa “accionamiento eléctrico”. En este contexto, BMW tuvo una visión sumamente futurista ya que se adelantó a la gran crisis del petróleo del año 1973.

 

 

HIGHLIGHTS DEL PRIMOGÉNITO

Este modelo era construido sobre la base de los modelos de combustión del momento. De hecho su  carrocería y apariencia era igual a estos modelos. Salvo la ausencia del caño de escapes, en apariencia no había ninguna diferencia con los demás.

Lo que si era diferente era el contenido de su capot. El mismo albergaba una docena de baterías de plomo-ácido estándar de 12 voltios desarrolladas por Varta. Estas baterías tenían un peso aproximadamente de 350 kilogramos.

 

 

Su motor eléctrico contaba con una potencia de 32 kW (43 CV) e iba instalado contiguo al conjunto de baterías. El mismo accionaba el árbol de transmisión y este movía a las ruedas traseras. De hecho, aun siendo el primer BMW propulsado eléctricamente ya contaba con los sistemas tecnológicos iniciales que, adaptados y mejorados, son parte de la actualidad. Un buen ejemplo es el sistema de frenada regenerativo. Dado que el motor funcionaba además como generador, el mismo tenía la posibilidad al frenar de devolver energía a las baterías que hacían funcionar el vehículo.

 

 

Es claro que todo tuvo un comienzo y la electrificación de la movilidad también. En estos cambios las grandes marcas históricas siempre juegan un rol fundamental.

A nosotros nos resulta apasionante descubrir la historia de lo que hoy esta transformando nuestra forma de vivir. ¿A vos también? 

 

Seguí leyendo nuestras nuevas notas y danos like en nuestras redes sociales InstagramFacebookTwitter Linkedin. También en las imágenes y coberturas de nuestro canal de YouTube.

Artículos relacionados

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia de navegación. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

Politica de Privacidad y Cookies