Sweet Home » Placeres » Food » DANIEL, una historia de pasión y éxito que te deja HELADO!!!.

DANIEL, una historia de pasión y éxito que te deja HELADO!!!.

by Alejandro Campolieto

HELADOS DANIEL, la conocida cadena de heladerías que naciera en Victoria bajo el signo de libra, acaba de cumplir 39 años en el mercado. Te contamos sobre su inspiradora historia y sobre sus motivos para festejar el #DiadelHeladoDaniel, evento que se realiza en cada aniversario de la empresa.

La historia comienza en Victoria, zona norte del Gran Buenos Aires, donde vivía un tal Daniel Paradiso, un muchacho joven, con buenos valores familiares y que pensó que su futuro estaba en su pasión por la electrónica. A Daniel los misteriosos caminos de la vida le demostraron que no todo siempre es como parece y que siempre hay que seguir tu instinto con pasión.

Estudió y se recibió de técnico electrónico, pero como tenia que ganarse la vida mientras estudiaba, desde sus 12 años de edad comenzó a trabajar en Helados Roberto, una conocida heladería de San Fernando. Según Daniel recuerda, Roberto fue quién le enseño los secretos del arte del helado y le fue transmitiendo su pasión por el oficio, hasta que lo llevó a hacerla propia. Roberto desarrollo una relación de gran afecto por Daniel y al percibir su determinación y voluntad de ser independiente, fue el primero en alentarlo a que realice su sueño del propio negocio pero dentro de su nueva pasión, el helado.

Claramente Roberto no se equivocó.  “Creo que supo ver mis ganas de trabajar en forma independiente. Es lo que yo tenía en claro desde muy joven. Quería ser mi propio jefe y él supo verlo. Me dio la primera mano para arrancar con este negocio. Con su ayuda, con la de mis padres y mi novia, ahora mi mujer, me convertí en heladero.” comenta Daniel con emoción.

Así fue como el 7 de octubre de 1978, abrió su primer heladería en lo que era el el garaje de su casa de Victoria. No pasó mucho tiempo para que Helados Daniel ganara popularidad en el barrio ya que rápidamente el boca en boca hizo que sus cremas heladas fueran un éxito indiscutido en la zona.

El apoyo de su clientela en constante ascenso, lo estimuló a innovar con su creatividad y buen tino para tratar de  sorprender a su público con los sabores más disimiles, para así honrarlos y ofrecerles siempre un nuevo motivo de acercarse a su negocio. 

“Fue en una comida con amigos, hace 36 años, que se me ocurrió mezclar el helado de dulce de leche con dulce de leche repostero. Así nació el sabor Súper Dulce de Leche”, devela el secreto de uno de sus mayores logros, el sabor que conquistó al público local y que se replicó en cada heladería. “Siempre estamos creando nuevos sabores y reinventando los que tenemos. Los últimos lanzamientos Rodhelada y Dani Snick, fueron aceptados rápidamente entre nuestros clientes –comenta Paradiso–. Nuestro objetivo siempre fue respetar el pilar precio y calidad, y darle al cliente una experiencia de compra placentera. Buscamos sorprender. Nuestra filosofía de empresa está forjada en los valores de la tradición, esfuerzo y deseo de superación. Nuestra mayor satisfacción es conseguir el mejor helado posible para el disfrute de nuestros clientes. Esa es nuestra meta.”

En esta incansable búsqueda, Daniel, imaginó y creó sabores basados en golosinas que hoy son claros referentes en cada uno de sus locales. Por ejemplo su helado de alfajor de chocolate (en honor al clásico alfajor marplatense), Nuteca (base de chocolate, vainillas en licor y nutella), Bombón Suizo (simulando al tradicional bocadito argentino Cabsha), Delicias de la isla (crema veteada con salsa de ciruela genovesa y nueces pecan de la isla, un homenaje al Delta del Tigre); como también las recientes creaciones de Dani Snick que sigue la receta de las barras Snicker y Rodhelada inspirado en la famosa oblea Rodhesia.

Uno de los mayores logros de Helados Daniel y el que más enorgullece a Paradiso es el de mantener intacto el espíritu de una heladería de barrio. “Las primeras sucursales las abrieron ex empleados nuestros que querían independizarse. Fueron ellos los primeros en expandir este negocio –cuenta Daniel–. Ellos fueron, de alguna manera, los encargados en transmitir que somos una empresa familiar profesionalizada que sentimos pasión por lo que hacemos. Eso nos caracteriza.”

Como buen emprendimiento familiar, Paradiso supo sumar al equipo a sus dos hijas, Florencia y María Sol quienes hoy día ocupan puestos claves en la empresa que desde chicas las vio nacer y crecer.

Hoy. ese negocio de garage de hace unos años, cuenta con 31 sucursales repartidas en la provincia de Buenos Aires y en distintos barrios de la Ciudad de Buenos Aires. En 2015 abrió una nueva planta de fabricación ubicada en Garín en el partido de Escobar. Es una planta con certificación ISO. Tiene 2400 metros2 sobre un terreno de 6000 mil metros2 y con una capacidad de producción de 1.500.000 kilos anuales.

#DiadelHeladoDaniel

El #DiadelHeladoDaniel es, desde hace ya 3 años, una manera de agradecer a su fiel público por elejirlos y festejar con ellos su crecimiento sostenido. Este día, Heladerías Daniel durante 4 horas seguidas y en todas sus sucursales, regala helado al público asistente. Para que te des una idea, este 4 de octubre se regalaron 1.500 kilogramos de helado y además se sorteó entre los que postearon en redes sociales su foto con el hashtag mencionado, 1 año de helado gratis.

Espero que esta historia de pasión y de éxito te haya motivado a seguir tus sueños. Mientras tanto, podes seguir a Helados Daniel en sus redes e irte preparando para lo que se vendrá en su cumpleaños # 40 que festejaran en 2018 y donde supongo yo, tiraran el helado por la ventana. 

Facebook/heladosdaniel – Twitter/@heladosdaniel  – Instagram/@heladosdaniel

Artículos relacionados

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia de navegación. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

Politica de Privacidad y Cookies