Sweet Home » Placeres » Drinks » ANGEL Y DEMONIO, BUENO Y MALO, PURO E IMPURO, TRAPICHE y TRAPICHE

ANGEL Y DEMONIO, BUENO Y MALO, PURO E IMPURO, TRAPICHE y TRAPICHE

by Alejandro Campolieto

Frutos de una misma cosecha, criados lado a lado. Uno en barricas de roble, el otro en cubas de cemento, así son los nuevos vinos de Trapiche, como los hermanos, sino mira la nota.

En toda familia sucede que entre hermanos de los mismos padres hay unas diferencias de caracter sumamente marcadas, “como el agua y el aceite” según diría la abuela Rosa. Uno es tranquilo y el otro un torbellino. Uno genio de las matemáticas y el otro genio del ocio, uno alto y flaco y otro gordito y petiso (Inadi abstenerse, son solo calificativos). No será de lo más decoroso lo que estoy detallando pero no podes negar que es tan real que si no pasa en tu familia, le pega en el palo.

Aparentemente y como en la vida misma, Trapiche, la emblemática bodega líder en exportación de vinos, presenta sus nuevos Malbecs provenientes de Valle de Uco. Ellos son fruto de una misma cosecha pero criados de manera distinta por lo que estos vinos poseen notas y aromas diferentes.

Por un lado, reduciendo la intervención de la madera, obtenemos como resultado vinos con gran concentración de frutas, notas y aromas primarios. Por otro lado, con la intervención de la madera, obtenemos un vino donde también encontramos un balance de sabores frutados y la presencia sutil de los aromas que le aporta el roble.

Trapiche Puro, fue criado en cubas de cemento durante un periodo de 10 meses, aportándole al vino untuosidad y frescura. De color rojo profundo, este vino tiene intensos aromas a frutos rojos como cerezas y ciruelas. En boca es redondo y presenta gran fluidez, demostrando una gran concentración frutal.

Trapiche Impuro, fue criado en barricas de roble francés durante un periodo de 10 meses aportándole a este vino aromas a humo y vainilla. Su color purpura profundo con matices rubí entrega aromas de frutas rojas con un toque de especies. En boca se siente su perfecto balance entre sabores frutados y el roble de la madera.

Trapiche, con esta concepción de vinos te esta mandando un mensaje: Que sean como “el agua y el aceite” no quiere decir que sean malos, por el contrario, sólo se trata de criarlos y de potenciar de cada uno lo mejor.

Artículos relacionados

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia de navegación. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

Politica de Privacidad y Cookies